MANUEL FERRER

Blog personal de Manuel Ferrer Muñoz


1 comentario

La comunicación en el ámbito social y el mundo profesional

Antes de nada, un saludo lleno de afecto. Y, enseguida, el tema que me ocupa: como no puedo permanecer cruzado de brazos en espera de acontecimientos que no dependen de mí, he decidido poner en marcha unos cursos sobre La comunicación en el ámbito social y el mundo profesional.

De carácter presencial, estos cursos se imparten en Las Palmas de Gran Canaria, se dirigen a profesionales medios y a un público no especializado, y se proponen facilitar pautas para el desempeño exitoso en situaciones como:

  • Reuniones profesionales y sociales
  • Entrevistas para acceso a puestos de trabajo
  • Gestión y mediación en casos de conflictos
  • Atención al público
  • Atención del teléfono
  • Impartición de clases, charlas, conferencias

No son cursos de oratoria, sino instrumentos para una comunicación más fluida en el día a día de la actividad profesional.

El enfoque práctico se ve reforzado por el régimen de tutorías, que permite realizar ensayos y recibir orientaciones para una más ágil comunicación.

Entre los resultados estimados cabe destacar:

  • Mejora de la imagen y de la comunicación personal
  • Superación de los miedos a la intervención oral en público
  • Preparación para el éxito en la negociación
  • Refuerzo de la autoestima y de la seguridad en sí mismo
  • Metodología rigurosa para articular un razonamiento verbal adecuado al medio
  • Manejo exitoso de situaciones imprevistas

Lugar: A fin de abaratar costos, voy a impartirlos en mi propio domicilio, en Las Palmas de Gran Canaria, en grupos de un máximo de 10 personas.

Duración: Con la misma finalidad de rebajar el monto de las inscripciones, he limitado su duración a 5 horas (lunes y miércoles, de 7 a 9,30 de la noche). Quienes lo deseen podrán acceder a un máximo de 3 horas de ejercicios prácticos complementarios, que se realizarán en sesiones presenciales de un máximo de cinco personas, o a través de Skype.

Costo: El costo de la participación en el curso será de 20 euros. Y el costo del acceso a las tutorías, otros 30 euros.

Fechas previstas: Lunes, 4 de marzo y miércoles, 6 de marzo. Cada vez que se reúna un quórum de 10 personas volverá a impartirse el curso.

Inscripciones: Aquéllos de ustedes que estén interesados pueden comunicarlo a esta dirección de correo electrónico. Quienes deseen ampliar información pueden solicitarla aquí o en los teléfonos 928244577 / 651905659.

Anuncios


Deja un comentario

Walls and barriers are not solutions

Nearly four years have passed since I read this paper at the International Conference organized by the Heinrich Böll Stiftung, held in Berlín from the19th to 20th May 2009, titled Fortress or Area of Freedom? Euro-Mediterranean Border Management.

And, if you read the text carefully, it will be seen that the pessimistic predictions fell short.

————

 Thanks for the invitation. There is an obligated note of clarification I would like to make before starting: the Canary Islands are located at the parallel 28 latitude North. We are sort of lost in the immensity of the Atlantic Ocean. Nevertheless, the islands certainly constitute one of the access doors to the Schengen space. For that reason, it is right to include the specificities of the Archipelago in this conference, even if the geographical note in the title refers to the Mediterranean only.

To set strategies, suggest rectifications or to judge European Union policies in the area of migration and asylum right requires a good deal of knowledge about the reality in which action is needed. In the Canary Islands we are witnesses of intercontinental migratory flows, in particular, of flows that come from Latin America and Western Africa.

In the Canaries we see and touch these realities. Our islands, for their geographical peculiarity constitute a great astronomical observatory for the observers of the firmament, for the clarity and cleanness of its sky: they are a very interesting vulcanologic observatory, for the singularity of its geomorphology, and above all, a thriving human observatory, for their condition of crossroad of peoples of the entire world.

The observation of migrant flows that meet in the Archipelago tells us, first of all, that there is no human power capable of containing the migrant tide. In Spain we use an expression that comes in very handy to describe this reality: you cannot put doors in the field. All efforts to hold that movement are useless. Besides, they are egoistic, selfish, and blind.

The indisputable consequence is that the European politics regarding control of migrant flows and the regulation of the right to asylum require a deep revision.

Some of the solutions that have come up to the fore to confront the phenomenon of irregular migration are nothing more than sloppy remedies. For example, Spain has come up the legal figure of social entrenchement (arraigo social), that allows for the normalization of the people who find themselves in a situation of administrative irregularity. For that it is needed to prove that they have been in the country for three years and that they have a job offer. But just how is a person supposed to finance herself for three years if she is not allowed to work? More reasonable to ask is, what happens if at the end of those three years this person does not find a job offer? Evidently, in this case, the legal norm presents itself as a clear invitation to illegality.

Maybe the question we should be asking is rather: Is there a sincere political will from the European Union member countries to facilitate the process of integration for migrants? To me, it seems like there is no such a will, at least in Spain: if there was such a will, how can we explain the administrative inefficiency, the scandalous delay of legal proceedings, the disproportion between the high costs and exaggerate spending in border control, on the one hand, and the irrelevant quantities invested to offer job opportunities and housing to those people entering the country, on the other?

How can we justify the shameful interrogations that foreigners are subjected to by Spaniard officials? Or the interrogations that Spaniard citizens married to foreigners are subjected to? How can it be justified that an anonymous official dares to pose questions that touch the privacy of couples or personal intimacy in the name of migrant flows control?

European politicians should think twice about their proposals and the directives they suggest. It is not enough to propose reforms the purpose of which is to hide imperfections. What we should aim at is changing the problems at their roots, and we can only do that by gaining knowledge about the state of affairs in the origin countries.

The designers of these policies could use some walking along the streets of cities like Bamako, Dakar, Saint-Louis or Nuadibú; or perhaps visiting the houses where persons crowd together waiting for the moment to start the adventure of jumping into Europe, without giving a thought about the obstacles that documents represent, without even wanting to look around them to count the number of deaths among relatives and friends who had the same dream before.

How can we judge over asylum right without knowing closely the motives that pull the citizens of the Western Sahara, now incorporated to Morocco, and the Ivory Coast to apply for it?

Let us think for a moment about the case of Spain, where the economic crisis has triggered the unemployment rates to reach 20% of the active population. Nobody can honestly think that this situation will revert, not even in a fantasy, as long as the construction industry, in risk of sheer collapse, keeps being one of the main motors for the creation of jobs.

I want to end here. The message I have tried to pass on to you this morning is very easy: politics cannot ignore reality and reality, which is very stubborn, tells us that the walls and barriers are not solutions. Let us save some resources that we have spent on the walls and barriers, then, and let us think about some more profitable investments.

Roundtable discussion transcript:

http://www.migration-boell.de/web/migration/46_2091.asp#Roundtable_3_-_Migration_vs_Security_Border_Management_in_the_Euro-Mediterranean


1 comentario

Murs et barrières ne sont pas des solutions

Cela fait presque quatre ans que j’ai lu ce document à la Conférence internationale que, organisée par la Heinrich Böll Stiftung, s’est tenue à Berlin les jours 19 et 20 may 2009, avec le titre Forteresse où l’Espace de la Liberté? La gestion des frontières de l’UE dans la Méditerranée

Et, si vous lisez attentivement le texte, on verra que les prédictions pessimistes ont été largement dépassées.

————

Je vous remercie de m’avoir invité et je voudrais simplement ajouter que les Îles Canaries sont situées au 28ème (vingt-huitiéme) parallèle de latitude nord. Nous pourrions dire que nous sommes perdus dans l’immensité de l’Atlantique. Cependant, les îles constituent certainement une des portes d’accès à l’espace Schengen. C’est pourquoi, il est de bon sens de contempler la spécificité de l’Archipel dans cette conférence même si le cadre géographique indiqué dans le titre ne contemple que la Méditerranée.

Poser des stratégies, suggérer des rectifications ou juger les politiques de l’Union Européenne dans des matières d’immigration et du droit d’asile requiert, d’abord, une connaissance de la réalité sur laquelle on veut agir.

Aux Îles Canaries nous sommes des témoins d’exception des flux migrateurs intercontinentaux: en particulier, de ceux qui viennent d’Amérique Latine et de l’Afrique Occidentale.

Aux Îles Canaries nous voyons et touchons ces réalités. Nos îles, par leur particularité géographique, constituent un observatoire astronomique excellent pour les observateurs du firmament, par la clarté et la propreté de leur ciel; elles sont aussi un très intéressant observatoire volcanique, par la singularité de leur géomorphologie, et un observatoire humain passionnant, par leur condition de carrefour de gens de tout le monde.

L’observation des flux migrateurs qui se sont donnés rendez-vous dans l’Archipel canarien révèle une première évidence: qu’il n’y a pas pouvoir humain capable d’arrêter la marée migratrice. La langue espagnole possède une expression dont l’image décrit parfaitement cette réalité et dont la traduction serait: “on ne peut pas mettre de portes au domaine”. Par conséquent les efforts fournis pour freiner ce mouvement semblent inutiles en plus d’être égoïstes, non-solidaires et aveugles.

En conséquence il est indiscutable que la politique européenne en matière de contrôle de flux migrateurs ainsi que la règlementation du droit d’asile requiert une profonde révision.

Certaines des solutions conçues pour affronter le phénomène de l’immigration irrégulière ne sont que des rafistolages insuffisamment pensés. Par exemple, en Espagne on a conçu le principe de  l’enracinement social, permettant de régulariser la situation de celui ou de celle qui se trouve en situation d’irrégularité administrative. Mais, Il faut pour cela que cette personne puisse prouver qu’elle a séjourné dans le pays pendant trois années et qu’elle dispose, au moment de la demande, d’une offre de travail. Mais, comment une personne peut elle tenir financièrement pendant trois années sans permission de travailler?; et  à supposer qu’elle y parvienne, il est plus que probable  qu’au bout de ce temps il ne trouvera  aucune offre d’emploi. Dans ce cas,  il est évident que  la norme légale se présente plutôt comme une invitation claire à l’illégalité.

Il faudrait se demander s’il y a une réelle volonté politique de l’Union Européenne de faciliter le processus d’intégration des immigrés. En Espagne, il semble que cela ne soit pas le cas. Comment expliquer sinon l’inefficacité administrative et le retard scandaleux dans le traitement des dossiers ainsi que la disproportion entre les sommes consacrées au contrôle des frontières et celles, insignifiantes, investies pour offrir des opportunités de travail et de logement aux nouveaux arrivants?

Comment justifier les interrogatoires honteux auxquels le personnel consulaire espagnol soumet les ressortissants étrangers et les espagnols unis par le mariage? Comment peut on autoriser un fonctionnaire à poser des questions d’ordre privé touchant à l’intimité personnelle des couples au nom du contrôle des flux migratoires?

Les hommes politiques européens doivent revoir leurs propositions et les directives qu’ils préconisent. On ne peut se contenter de réformes de façade. Il faut procéder à un travail de fond en partant de la réalité des choses dans les pays d’origine de l’immigration.

Les auteurs de ces politiques devraient se mouiller dans les rues des villes comme Bamako, Dakar, Saint-Louis ou Nouadhibou, en visitant les endroits où l’on entasse des personnes qui d’un jour à l’autre entameront la grande aventure vers l’Eldorado européen, sans envisager la montagne infernale de paperasses, et en fermant les yeux sur le nombre de décès comptabilisé entre parents et amis ayant eu le même rêve avant eux.

Comment peut-on juger du droit d’asile, sans connaître de près les motivations qui poussent les citoyens de Côte d’Ivoire, et du Sahara Occidental, appartenant aujourd’hui au Maroc, à le demander, pour ne parler que des principaux demandeurs d’asile des Îles Canaries.

Prenons le cas de l’Espagne, où la crise économique a fait monter l’indice du chômage à 20% de population active. Personne ne peut croire honnêtement en un retournement de situation, ni par magie, alors même que l’industrie du bâtiment, qui est l’un des principaux employeurs du marché, est sur le point de s’écrouler.

Je souhaiterais en terminer là. Le message que j’ai voulu transmettre est très simple: la politique ne peut pas ignorer la réalité, et la réalité, aussi difficile soit-elle, nous révèle que murs et barrières ne sont pas des solutions. Economisons donc sur la construction de telles barrières, et pensons à investir de manière plus rentable et, surtout, plus durable.

Transcription de la discussion lors de la table ronde:

http://www.migration-boell.de/web/migration/46_2091.asp#Roundtable_3_-_Migration_vs_Security_Border_Management_in_the_Euro-Mediterranean


3 comentarios

Los muros y las barreras no son soluciones

Han pasado casi cuatro años desde que leí esta ponencia en la Conferencia Internacional que, organizada por la Heinrich Böll Stiftung, se celebró en Berlín durante los días 19 y 20 de mayo de 2009, con el título ¿Fortaleza o Espacio de Libertad? La gestión de las fronteras de la Unión Europea en el Mediterráneo

Y, si se lee el texto con atención, podrá observarse que las predicciones pesimistas se quedaron cortas.

————

Gracias por la invitación recibida, y una obligada aclaración: las Islas Canarias se emplazan en el paralelo 28º de latitud norte –podríamos decir que estamos perdidos en la inmensidad el Atlántico-. Sin embargo, las islas constituyen ciertamente una de las puertas de acceso al Espacio Schengen. Por eso, es un acierto contemplar la especificidad del Archipiélago en esta Conferencia, aunque el marco geográfico indicado en el título contemple sólo el Mediterráneo.

Plantear estrategias, sugerir rectificaciones o enjuiciar las políticas de la Unión Europea en materias de inmigración y de derecho de asilo requiere, en primer lugar, un conocimiento de la realidad sobre la que se quiere actuar.

En Canarias somos testigos de excepción de los flujos migratorios intercontinentales: en particular, de los que proceden de Iberoamérica y del Occidente de África.

En Canarias vemos y tocamos esas realidades. Nuestras islas, por su peculiaridad geográfica, constituyen un excelente observatorio astronómico para los observadores del firmamento, por la claridad y la limpieza de su cielo; son también un interesantísmo observatorio volcánico, por la singularidad de su geomorfología, y un apasionante observatorio humano, por su condición de encrucijada de gentes de todo el mundo.

La observación de los flujos migratorios que se dan cita en el Archipiélago arroja una primera evidencia: no hay poder humano capaz de detener la marea migratoria. En España usamos una expresión que viene muy a propósito para describir esa realidad: no se puede poner puertas al campo. Por tanto, los esfuerzos por frenar ese movimiento son inútiles. Además son egoístas, insolidarios, ciegos.

La consecuencia indefectible es que la política europea en materia de control de flujos migratorios y la regulación del derecho de asilo requieren una revisión a fondo.

Algunas de las soluciones ideadas para afrontar el fenómeno de la inmigración irregular son sólo remiendos chapuceros. Por ejemplo, en España se ha ideado la figura del arraigo social, que permite normalizar la situación de quien se encuentra en situación de irregularidad administrativa. Se precisa para ello que pueda probarse la estancia en el país durante tres años y que se disponga de una oferta de trabajo. Pero, ¿cómo puede una persona sostenerse económicamente durante tres años si no se le permite trabajar?; ¿y si, como resulta más que probable, al cabo de ese tiempo no encuentra ninguna oferta de empleo? Evidentemente, al menos en este caso, la norma legal se presenta como una clara invitación a la ilegalidad.

Tal vez haya que preguntarse: ¿hay sincera voluntad política de los países miembros de la Unión Europea de facilitar el proceso de integración ciudadana a los inmigrantes? Parece que no, al menos en España: porque, si la hubiera, ¿cómo explicar la ineficacia de la gestión administrativa, el escandaloso retraso de los trámites, la desproporción entre el cuantioso gasto contemplado en la partida de controles fronterizos y las irrelevantes cantidades invertidas para ofrecer oportunidades de trabajo y de vivienda a los que vienen de fuera?

¿Cómo justificar los vergonzosos interrogatorios a que funcionarios de consulados españoles someten a nacionales de otros países y a españoles que han contraído matrimonio? ¿Cómo se permite que un funcionario anónimo se atreva a plantearles preguntas sobre cuestiones privadas de la vida de la pareja o sobre la intimidad personal, en nombre supuestamente del control de los flujos migratorios?

Los políticos europeos han de replantearse sus propuestas y las directrices que propugnan. No bastan reformas que maquillen desperfectos. Hay que proceder a una reestructuración desde la base, que arranque del conocimiento real del estado de cosas en los países de origen.

Los diseñadores de esas políticas han de mancharse los zapatos recorriendo las calles de ciudades como Bamako, Dakar, Saint-Louis o Nuadibú, y visitando las casas donde se amontonan las personas que de un día a otro decidirán acometer la aventura del salto a Europa, sin reparar en trabas documentales y sin querer mirar a su alrededor para contar el número de muertes que se contabilizan entre parientes y amigos que tuvieron ese sueño antes que ellos.

¿Cómo se puede juzgar sobre el derecho de asilo, sin conocer de cerca las motivaciones que impulsan a solicitarlo a los ciudadanos de Costa de Marfil y del Sahara Occidental hoy incorporado a Marruecos, principales demandantes de asilo en Canarias?

Pensemos en el caso de España, donde la crisis económica ha disparado el índice de desempleo hasta el 20% de la población activa. Nadie puede pensar honradamente que se revierta la situación, ni siquiera por arte de magia, mientras la industria de la construcción, en riesgo de colapso, siga siendo uno de los principales propulsores para la generación de empleo.

Deseo terminar aquí. El mensaje que he querido transmitir es muy sencillo: la política no puede ignorar la realidad, y la realidad –que es tozuda- nos dice que los muros y las barreras no son soluciones. Ahorremos, pues, en la construcción de barreras y de muros, y pensemos en inversiones más rentables.

Texto en fuente original:

http://www.migration-boell.de/web/migration/46_2091.asp#Roundtable_3_-_Migration_vs_Security_Border_Management_in_the_Euro-Mediterranean


1 comentario

La historia de Marta contada por Cristina

Hace unos días me encontré en la calle con una conocida. La saludé a lo lejos; pero, ante mi sorpresa, avanzó decidida hacia mí y me pidió hablar un momento…

Claro que sí, mujer, cuéntame…

Y esto es más o menos lo que me contó (el nombre es ficticio, obviamente).

– “Cris, estoy siguiendo tu blog. La verdad es que me ha sorprendido que escribas, y bueno, quisiera pedirte un favor: que cuentes mi historia”.

– ¿Tú historia?, ¿Te ha pasado algo?

– “Aún no, pero estoy muy angustiada. Tampoco es que me haya pasado nada personal, es algo que le está pasando a todo mi departamento, bueno en realidad a más de 3.000 personas.” (Marta trabaja en la administración, es personal laboral desde hace 13 años, preparando unas oposiciones que nunca salen).

“Nunca he vivido por encima de mis posibilidades. Cuando compré mi casa hace diez años, tenía una buena parte ahorrada, un salario decente, un puesto “fijo” teóricamente. Nunca viví con lujos, pero no me podía quejar. Lo cierto es que jamás me imaginé que la situación fuera a darse la vuelta de esta manera.”

“Aún me quedan 10 años de hipoteca y ahora pago 515 euros al mes. Soy madre soltera y tengo un niño de ocho años, y estoy haciendo todo lo que puedo por mantenernos a flote.

Resulta que con el último recorte salarial del 20% de la Comunidad Autónoma (Canarias) me he quedado asfixiada, ya no puedo más. Mi sueldo va a quedarse este mes en 860 euros. Si restas la hipoteca, la comunidad, la gasolina, la luz y el agua, me quedarán unos 200 euros para comer, el niño y yo, 50 euros a la semana… menos de cinco euros al día por cabeza (esto sin contar imprevistos, dentistas, gafas, ropa, la revisión del coche,… nada de nada, porque no puedo pagarlo). Pude pagar el IBI con un dinero que tenía guardado para emergencias, pero no he podido pagar el impuesto del coche… no me queda nada.”

“Se acabaron lujos como un café a media mañana o un Donut. Vivo al día…. En diciembre no tuvimos paga extra, así que con antelación di de baja el teléfono y la ADSL de casa. Ese importe fue el que pude gastar en un regalo para mi hijo… es lo que hay. El año que viene no sé si habrá Reyes, pero lo dudo.”

“Por desgracia no tengo familia: mi madre murió hace unos años. Estoy sola y no tengo ese colchón familiar del que tanto oigo hablar… pero éste no es el tema.”

“Resulta que mi vida se desmorona, sin haber hecho otra cosa que trabajar durante años: y ya no descarto perder mi puesto de trabajo, verme en la calle con mi hijo, o tener que pedir dinero para subsistir. Mientras tanto sigo viendo a muchos políticos y a sus asesores (a los que no se les ha recortado este 20%) seguir disfrutando de privilegios y gastos vergonzosos.”

“Por mis narices pasan facturas de restaurantes, de viajes, de dietas, un día tras otro… Los veo comer a cargo del dinero público varias veces a la semana… y yo no sé qué hacer desde el día 20 de cada mes.

No es sólo mi departamento: ocurre en el resto, incluso en otras administraciones. Hay algunos que hasta montan comidas en las oficinas, con catering, para ellos y sus amigos… Nos pasan los solomillos y las botellas de vino al lado de las mesas donde trabajamos.”

“Pero sé que hay gente en peor situación, pienso en todos los que están en paro, por supuesto. Una compañera con tres niños (cuyo marido tuvo un alto cargo en una constructora y lleva parado tres años) se había comprado un buen piso, pagando el doble de hipoteca que en mi caso. Él no encuentra trabajo y ella cobra lo mismo que yo, así que desde este mes van a dejar de pagar las cuotas… La familia puede ayudarles con comida, pero no con dinero; y tras este recorte están preparándose para lo peor…  Y se supone que éramos la clase media.”

“Te pido que lo cuentes, que dejen de insultarnos con sus gastos inútiles, de gastarse en un almuerzo lo que yo tengo para comer durante un mes con mi hijo. Basta ya de amenazarnos con más recortes o más despidos. No es Bárcenas, no es Rajoy, no es Zapatero, son todos: los veo a diario. No son políticos, son vividores profesionales.”
Acceder al texto completo: http://blog.cdelrio.com/2013/01/el-scenario-de-un-bofeton.html?spref=fb#axzz2JWt4gbLO


Deja un comentario

Ecuador lleva a España al Tribunal de Estrasburgo

Al reproducir este artículo de prensa, donde se detalla la demanda interpuesta ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por la Defensoría del Pueblo de Ecuador contra la legislación española en materia de ejecuciones hipotecarias, no puedo dejar de manifestar mi satisfacción ante la evidencia de que una institución estatal se movilice ante instancias judiciales supranacionales en defensa de los derechos de un ciudadano, que se había visto obligado a abandonar su vivienda al haber agotado todas las instancias judiciales en territorio español.

Enhorabuena, pues, al Defensor del Pueblo de Ecuador. Y que el gesto siente precedentes.

http://www.intereconomia.com/noticias-negocios/politica-economica/ecuador-denuncia-espana-estraburgo-por-hipotecas-20130123