MANUEL FERRER

Blog personal de Manuel Ferrer Muñoz


Deja un comentario

Entrada 100 del blog. El origen de los villancicos más populares

villancicos

Con ésta van ya 100 entradas en el blog que empecé hace poco más de un año. Parece que ya he alcanzado una ancianidad venerable.

Me ha encantado la lectura del artículo sobre el origen de estos villancicos, del que facilito el enlace, y no me resisto a recomendarla a mis buenos amigos de Gran Canaria y de Tenerife y a otros más, tan buenos como ellos, repartidos por la geografía de todo el mundo.

Desde el Ecuador, en el centro de la tierra, de todos me siento cercano… y alejado aunque no distante: porque el amor a las islas tira mucho…

http://www.abc.es/cultura/musica/20131221/abci-villancicos-originales-201312191611_1.html


Deja un comentario

Nana de Navidad

cayuco

Con esta deliciosa canción de Blanca Casañas –Nana de los cayucos- quiero felicitarte las Fiestas de Navidad, y trasladarte un mensaje de esperanza, de sueños tranquilos de lunas luminosas sobre el mar: los sueños que robaron a los niños de los cayucos, niños abandonados, de ojos de tristeza, alejados de las tierras donde habita la felicidad.

http://www.youtube.com/watch?v=G8QF1wSqyzI


Deja un comentario

La dimensión temporal de las trayectorias de los inmigrantes andinos en la ciudad de Madrid

ecua

Deseo compartir con ustedes este artículo de mi colega en el Instituto de Altos Estudios Nacionales de Quito, Juan José Ruiz Blázquez, publicado recientemente en Barataria. Revista Castellano-Manchega de Ciencias Sociales.

En él analiza cómo una determinada concepción temporal de la existencia genera un tipo de subjetividad e identidad, y cómo estos conceptos ayudan a comprender los procesos de vulnerabilidad social de los emigrantes andinos, especialmente ecuatorianos, en la ciudad de Madrid.

Su lectura no les ocupará más que unos minutos y les permitirá descubrir una nueva vía de acercamiento al mundo de las migraciones.

 

Juan José Ruiz Blázquez, “La dimensión temporal de las trayectorias de los inmigrantes andinos en la ciudad de Madrid”, Barataria. Revista Castellano-Manchega de Ciencias Sociales, núm. 16, 2003, pp. 191-204

http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=322128810013


Deja un comentario

Migrantes ecuatorianos que triunfan en su retorno

retorno

Este artículo, recogido en El Comercio, 1 de diciembre de 2013, constituye una inyección de esperanza en tiempos difíciles que obligan a muchos emigrantes a regresar a su tierra y a abandonar los sueños que alentaron su decisión de buscar nuevos horizontes.

El Gobierno del Ecuador ha manifestado su sensibilidad ante el problema mediante la instrumentalización del Plan Bienvenidos a Casa o Retorno.

Me consta, por experiencia personal y por algunas investigaciones en curso, que las condiciones y las propuestas del Plan son mejorables; y confío en poder implicarme personalmente en esa tarea.

Les dejo con la lectura del artículo, que pueden descargar mediante el siguiente link:

http://www.elcomercio.com/pais/Migrantes-Senami-Plan_Retorno-negocios_0_1039696094.html


Deja un comentario

Cumplir años, según Saramago

saramago

¿Que cuántos años tengo?

– ¡Qué importa eso !

¡Tengo la edad que quiero y siento!

La edad en que puedo gritar sin miedo lo que pienso.

Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso o lo desconocido…

Pues tengo la experiencia de los años vividos

y la fuerza de la convicción de mis deseos.

¡Qué importa cuántos años tengo!

¡No quiero pensar en ello!

Pues unos dicen que ya soy viejo

otros que estoy en el apogeo.

Pero no es la edad que tengo, ni lo que la gente dice,

sino lo que mi corazón siente y mi cerebro dicte.

Tengo los años necesarios para gritar lo que pienso,

para hacer lo que quiero, para reconocer yerros viejos,

rectificar caminos y atesorar éxitos.

Ahora no tienen por qué decir:

¡Estás muy joven, no lo lograrás!…

¡Estás muy viejo/a, ya no podrás!…

Tengo la edad en que las cosas se miran con más calma,

pero con el interés de seguir creciendo.

Tengo los años en que los sueños,

se empiezan a acariciar con los dedos,

las ilusiones se convierten en esperanza.

Tengo los años en que el amor

 a veces es una loca llamarada,

 ansiosa de consumirse en el fuego de una pasión deseada.

 y otras… es un remanso de paz, como el atardecer en la playa..


¿Qué cuántos años tengo?

 No necesito marcarlos con un número,

pues mis anhelos alcanzados,

mis triunfos obtenidos,

las lágrimas que por el camino derramé al ver mis ilusiones truncadas…

¡Valen mucho más que eso!

¡Qué importa si cumplo cincuenta, sesenta o más!


Pues lo que importa: ¡es la edad que siento!

Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos.

Para seguir sin temor por el sendero,

pues llevo conmigo la experiencia adquirida

y la fuerza de mis anhelos


¿Qué cuántos años tengo?


¡Eso!… ¿A quién le importa?

Tengo los años necesarios para perder ya el miedo

¡y hacer lo que quiero y siento!

Qué importa cuántos años tengo

o cuántos espero, si con los años que tengo,

¡aprendí a querer lo necesario y a tomar sólo lo bueno!


Deja un comentario

Novena de Navidad

navidad

El 28 de diciembre del año pasado se publicó en este blog la entrada Gozos ante la Venida del Niño Dios, a propósito de la devoción a la Novena de la Navidad, tan arraigada en muchos ambientes familiares de Colombia y del Ecuador.

Como les comenté entonces, me atreví a acomodar los textos de los Gozos para ponerlos al alcance de nuestros jóvenes que, a fin de cuentas, son quienes habrán de legar a la siguiente generación esta hermosa tradición.

Un año después reitero la invitación a que relean los Gozos y revivan una hermosa costumbre que a más de uno traerá entrañables recuerdos.

Olvidémonos por unos días de los banqueros, las azafatas enojonas, los gobiernos corruptos, las universidades abandonadas a su suerte… y recreémonos en la contemplación de las entrañables escenas de la Navidad.

En cuanto a la autoría de la versión original de la Novena les contaré que, según la opinión más difundida, la compuso a fines del siglo XVIII fray Fernando de Jesús Larrea, un franciscano quiteño, que envió sus versos a la fundadora del Colegio La Enseñanza de Bogotá. Pero también hay quien remonta la redacción de la Novena al siglo XVII y la atribuye al franciscano Manuel Almeida.

Ya en el siglo XIX, una  de las religiosas de La Enseñanza, la madre María Ignacia, reformó el texto de la Novena y compuso los Gozos que yo, con un atrevimiento imprudente, he reacomodado al habla del siglo XXI.

Les dejo con la reproducción de uno de los pasajes retocados -recreados- por mí , quizá con escaso apego a la versión original, que más me conmueve:

¡Ven, que ya María

extiende sus brazos,

prepara sus risas

al Dios humanado!

¡Ven, que ya José,

con anhelo santo,

se dispone a darte

amoroso abrazo!

¡Ven a nuestras almas,

ven, no tardes tanto!

[…]

Véante mis ojos

de ti enamorados.

Abrace tu cuello,

estreche tus manos.

Aun hecho de barro

te aprieto en mis brazos,

te canto la nana,

te miro extasiado.

¡Ven a nuestras almas,

ven, no tardes tanto!

 

Texto completo de los Gozos ante la Venida del Niño Dios:

https://ferrermanuel.wordpress.com/2012/12/28/gozos-ante-la-venida-del-nino-dios/