MANUEL FERRER

Blog personal de Manuel Ferrer Muñoz


Deja un comentario

Nuevas incorporaciones a la Red de Investigadores sobre Identidades Nacionales

foto65

Como saben, a través de algunas recientes entradas del blog y por mensajes particulares, estoy poniendo en marcha una Red de Investigadores sobre Identidades Nacionales (RIIN), y me interesa involucrar a investigadores e  instituciones colaboradoras de diversos países. Tal vez en su entorno haya quienes puedan participar.

Por lo pronto, acaba de incorporarse el Archivo Histórico del Guayas (AHG), que aportará estudios sobre Montubios coordinados por el Archivo y pondrá a disposición de la Red una extensa bibliografía sobre el tema. También contribuirá el AHG con investigaciones acerca de los Cholos que, en su condición de mestizos e indígenas, se integran también dentro de la plurinacionalidad ecuatoriana.

Estamos dando pasos muy importantes, aun cuando tengamos muy claro que esto es sólo el inicio.

Por lo pronto estoy trabajando con una antigua colaboradora en la creación de un blog que acogería provisionalmente la RIIN, en espera de decidir a qué institución vincularla a largo plazo. Consciente de que mi estancia en el Instituto de Altos Estudios Nacionales de Quito como becario Prometeo termina en octubre, quiero evitar situaciones provisionales. Por eso espero decidir la institución con la que tramitaré mi nueva vinculación a Prometeo, previa la seguridad de que acogerán en su web a la RIIN.

En breve dispondré de un breve esquema para incorporar datos curriculares de los miembros de la Red y de las instituciones participantes.

Apenas vaya preparando esas bases iré molestando a los miembros de la Red para pedir que envíen la correspondiente información.

A quienes interese participar, facilitaré el esquema provisional de los contenidos de la Red, que va modificándose a tenor de las sugerencias recibidas y de mis reflexiones sobre el particular. Por favor, no duden en trasladarme los comentarios que consideren pertinentes y ayúdenme a difundir esta iniciativa entre sus contactos.

Gracias anticipadas. Y un cordial saludo.


4 comentarios

La creatividad en la escuela

manzana

Ken Robinson, uno de los mayores expertos internacionales en el desarrollo de la creatividad y la innovación, plantea de manera entretenida y conmovedora la necesidad de crear un sistema educativo que nutra, y no socave, la creatividad.

“Los niños arriesgan, improvisan, no tienen miedo a equivocarse; y no es que equivocarse sea igual a creatividad, pero sí está claro que no puedes innovar si no estás dispuesto a equivocarte, y los adultos penalizamos el error, lo estigmatizamos en la escuela y en la educación, y así es como los niños se alejan de sus capacidades creativas”.

 

Acceso al vídeo:
http://m.youtube.com/watch?v=nPB-41q97zg#

Más información:

http://www.lavanguardia.com/estilos-de-vida/20120203/54247867713/la-escuela-mata-la-creatividad.html


Deja un comentario

Déficit humanitario en las fronteras de España

ceuta

Este artículo de Txema Santana, publicado en GuinGuinBali el 14 de febrero, ahonda en la insensibilidad que se ha instalado en la sociedad española a raíz del dramático suceso de la pérdida de la vida de una decena larga de personas que, para escapar a la muerte, quisieron forzar las puertas del santuario europeo y se dieron de bruces con corazones de pedernal que les negaron la vida y construyeron en torno a sus muertes un muro de opacidad informativa y de culpables silencios.

El Estado de derecho deja de serlo cuando conviene a los intereses del Estado. Ya se sabe: todo para el pueblo, pero sin el pueblo.

http://www.guinguinbali.com/index.php?lang=es&mod=news&task=view_news&cat=3&id=3918

Para seguir leyendo: http://politica.elpais.com/politica/2014/02/21/actualidad/1393014132_008735.html


3 comentarios

Red de Investigadores sobre Identidades Nacionales

red

Acabo de regresar a Quito desde Cali, donde llevé a cabo una breve estancia de estudio gracias a una invitación del grupo de investigación ‘Estudios Étnico-Raciales y del Trabajo’ de la Universidad del Valle, para participar en unas reuniones de trabajo en torno al tema de investigación que desarrollo en el Proyecto Prometeo: “Colonia e indianidad como imaginarios identitarios de referencia en los Estados nacionales de Iberoamérica durante el siglo XIX. El caso de Ecuador: claves para el asentamiento de un Estado plurinacional en los albores del siglo XXI”.

Con objeto de completar el programa de la visita se llevaron a cabo otras reuniones con profesores de diversos departamentos de la Universidad del Valle y del ICESI, y se mantuvieron diversos encuentros individuales con profesores de ambas universidades y con personas relacionadas con el área de la educación básica y de bachillerato.

Todo ello, con vistas a la formación de un equipo de investigadores ecuatocolombianos, y en relación con una vertiente de la investigación que contempla el estudio del modo en que se manejan los imaginarios de lo indígena y de lo español en la docencia y en los libros de texto de historia.

Ya de retorno a Quito, estoy empezando a articular el primer boceto de lo que será una Red de Investigadores sobre Identidades Nacionales, que acogerá a estudiosos de todo el mundo que se hallen interesados en compartir experiencias.

En tanto que recibo sugerencias de los colegas con quienes me entrevisté extiendo la invitación a cuantos investigadores deseen implicarse en este proyecto que, cobijado en el Instituto de Altos Estudios Nacionales de Quito, aspira a convertirse en un referente para todo el Continente americano.

Pueden enlazarse a través de comentarios a esta entrada del blog, en los que dejen constancia de su dirección de correo electrónico, o comunicándose conmigo a la siguiente dirección de correo: ferrermuma@gmail.com


3 comentarios

Asumo mi propia defensa

moneda de cinco duros

No somos moneda de cinco duros que a todos gusta

Así se decía en España antes de la invención del euro, porque ¿quién rechaza una moneda con la que se puede adquirir cualquier producto?

La frasesita viene a cuento porque una de mis atentas lectoras acaba de anunciarme su intención de pasar a la mayoritaria condición de no-lectoras, porque le molestan algunos planteamientos del blog.

Por ejemplo, afirma que tiene la sensación de que estoy “dedicado a la defensa del gobierno ecuatoriano a bandera desplegada”; y, claro, eso es impropio de un académico, porque “en lugar de plantear cuestiones de fondo”, al parecer me dedico a “surfear en la superficie de un tema delicado” que, por añadidura, me resulta poco conocido.

A través de anteriores comentarios he conocido bien a mi exlectora, y sé de su predisposición al juicio sumario, sin que se cuente entre sus muchas cualidades la capacidad de ponerse en la piel de los demás. Tampoco ha conocido nunca las ventajas de decir “lo siento”.

Un blog no es más que un marco de diálogo, abierto al debate, que permite recabar opiniones y avanzar puntos de vista que pueden ser apreciados o rebatidos por la comunidad de lectores. No es, al menos en mi opinión, un espacio para el adoctrinamiento o el proselitismo.

Convencido de esas premisas, me esfuerzo para que los contenidos de mi blog respondan a tales convicciones y a nadie ofendan: eso sin contar con que sería muy osado de mi parte que, al cabo de sólo unos pocos meses en el Ecuador, me permitiera pontificar sobre lo humano o lo divino, o maltratar a sus gobernantes.

Me hubiera gustado decirle a mi exlectora que un elemental sentido de la cortesía obliga a ser respetuoso en casa ajena, y así es como yo trato de comportarme desde que llegué a este hermoso país que me ha brindado acogida y hospitalidad.

No me considero la persona indicada para tratar de desenmascarar a nadie ni para doblegar supuestas resistencias mediáticas, como me recrimina mi exlectora. Tengo mis opiniones personales, como cualquier ciudadano, y procuro verterlas con oportunidad y tino, con una pizca de ironía, sin insultar a nadie; y sólo las exteriorizo cuando solicitan mi parecer, que suele ocurrir de modo muy esporádico.

Muchos de los temas aparecidos en el blog están planteados como interrogantes o como plataformas para la discusión: nunca me sirvo de ellos como de púlpitos para predicar cruzadas en contra de nadie.

Otra cosa bien distinta es todo lo relacionado con los Gobiernos de Canarias o de España: y es que, como ciudadano español, me asiste el derecho a discrepar y a criticar a unos gobernantes que han olvidado los compromisos contraídos con sus votantes, y que han permitido que las más vergonzosas prácticas corruptas campen a su gusto entre sus filas.

Por la misma razón he señalado con el dedo prácticas corruptas en determinadas universidades mexicanas que, como la Universidad de Colima, se han convertido en reductos de personajes mafiosos conchabados con la clase política. Entiendo esa denuncia de hechos que son públicos y notorios como una obligación moral.

En el mensaje un tanto agresivo que me dirige mi exlectora escribe: “personalmente, viví años en Brasil y en Perú, aparte de mi prolongada presencia juvenil en Rusia, y me ha tomado tiempo comprender las dinámicas internas de cada país y, por supuesto que una evita la emisión de comentarios infundados”.

La felicito por sus experiencias transnacionales. También las atesoran Chevron y McDonald’s, y no siempre constituyen un modelo de conducta. Yo he vivido en España, Italia, México, Mauritania, Colombia y el Ecuador, y eso no me hace más sabio.

Perdone mi exlectora este desahogo. Si llegara a leer esto, me permitiría proponerle este consejo: regañe menos, respete más. Y no sea prejuiciosa.


Deja un comentario

Pedro Mir, Viaje a la muchedumbre (México, Siglo XXI, 1971)

pedro mir

Pedro Mir nació hace un siglo y un año en San Pedro de Macorís, República Dominicana. Y hoy releemos ‘Hay un país en el mundo’, uno de los más bellos poemas del libro:

Hay un país en el mundo
colocado
en el mismo trayecto del sol.
Oriundo de la noche.
Colocado
en un inverosímil archipiélago
de azúcar y de alcohol.

Sencillamente
liviano,
como un ala de murciélago
apoyado en la brisa.

Sencillamente
claro,
como el rastro del beso en las solteronas antiguas
o el día en los tejados.

Sencillamente
frutal. Fluvial. Y material. Y sin embargo
sencillamente tórrido y pateado
como una adolescente en las caderas.

Sencillamente triste y oprimido.

Sencillamente agreste y despoblado

En verdad.
Con tres millones
suma de la vida
y entre tanto
cuatro cordilleras cardinales
y una inmensa bahía y otra inmensa bahía,
tres penínsulas con islas adyacentes
y un asombro de ríos verticales
y tierra bajo los árboles y tierra
bajo los ríos y en la falda del monte
y al pie de la colina y detrás del horizonte
y tierra desde el canto de los gallos
y tierra bajo el galope de los caballos
y tierra sobre el día, bajo el mapa, alrededor
y debajo de todas las huellas y en medio del amor.

Entonces
es lo que he declarado.

Hay
un país en el mundo
sencillamente agreste y despoblado.

Algún amor creerá
que en este fluvial país en que la tierra brota,
y se derrama y cruje como una vena rota,
donde el día tiene su triunfo verdadero,
irán los campesinos con asombro y apero
a cultivar
cantando
su franja propietaria.

Este amor
quebrará su inocencia solitaria.
Pero no.

Y creerá
que en medio de esta tierra recrecida,
donde quiera, donde ruedan montañas por los valles
como frescas monedas azules, donde duerme
un bosque en cada flor y en cada flor la vida,
irán los campesinos por la loma dormida
a gozar
forcejeando
con su propia cosecha.

Este amor
doblará su luminosa flecha.
Pero no.
Y creerá
de donde el viento asalta el íntimo terrón
y lo convierte en tropas de cumbres y praderas,
donde cada colina parece un corazón,
en cada campesino irán las primaveras cantando
entre los surcos
su propiedad.

Este amor
alcanzará su floreciente edad.
Pero no.

Hay
un país en el mundo
donde un campesino breve,
seco y agrio
muere y muerde
descalzo
su polvo derruido,
y la tierra no alcanza para su bronca muerte.

¡Oídlo bien! No alcanza para quedar dormido.
Es un país pequeño y agredido. Sencillamente triste,
triste y torvo, triste y acre. Ya lo dije:
sencillamente triste y oprimido.

Procedente del fondo de la noche
vengo a hablar de un país.
Precisamente
pobre de población.
Pero
no es eso solamente.
Natural de la noche soy producto de un viaje.
Dadme tiempo
coraje
para hacer la canción.

Plumón de nido nivel de luna
salud del oro guitarra abierta
final de viaje donde una isla
los campesinos no tienen tierra.

Decid al viento los apellidos
de los ladrones y las cavernas
y abrid los ojos donde un desastre
los campesinos no tienen tierra.

El aire brusco de un breve puño
que se detiene junto a una piedra
abre una herida donde unos ojos
los campesinos no tienen tierra.

Los que la roban no tienen ángeles
no tienen órbita entre las piernas
no tienen sexo donde una patria
los campesinos no tienen tierra.

No tienen paz entre las pestañas
no tienen tierra no tienen tierra.

…….

Miro un brusco tropel de raíles
son del ingenio
sus soportes de verde aborigen
son del ingenio
y las mansas montañas de origen
son del ingenio
y la caña y la yerba y el mimbre
son del ingenio
y los muelles y el agua y el liquen
son del ingenio
y el camino y sus dos cicatrices
son del ingenio
y los pueblos pequeños y vírgenes
son del ingenio.

Es verdad que en el tránsito del río,
cordilleras de miel, desfiladeros
de azúcar y cristales marineros
disfrutan de un metálico albedrío,
y que al pie del esfuerzo solidario
aparece el instinto proletario.

Pero ebrio de orégano y de anís,
y mártir de los tórridos paisajes
hay un hombre de pie en los engranajes.
Desterrado en su tierra. y un país,
en el mundo,
fragrante,
colocado
en el mismo trayecto de la guerra.
Traficante de tierras y sin tierra.
Material. Matinal. Y desterrado.

…….

Quiero ver su amargura necesaria
donde el hombre y la res y el surco duermen
y adelgazan los sueños en el germen
de quietud que eterniza la plegaria.

Donde un ángel respira.
donde arde
una súplica pálida y secreta
y siguiendo el carril de la carrera
un boyero se extingue con la tarde.

Después
no quiero más que paz.
Un nido
de constructiva paz en cada palma.
Y quizás a propósito del alma
el enjambre de besos
y el olvido.

Texto completo de Viaje a la muchedumbre: http://inabima.gob.do/descargas/biblioteca/Autores%20Dominicanos/Pedro%20Mir/Pedro%20Mir%20-%20Viaje%20a%20la%20muchedumbre.pdf

Más sobre el autor:

http://www.latinartmuseum.com/enriquillo_sanchez.htm


2 comentarios

El Estado nacional colombiano

colom

El Departamento de Historia de la Universidad del Valle

Invita a la conferencia:

El Estado nacional colombiano. Sus imaginarios identitarios de referencia en el ambiente de la emancipación de España.

Prof. Manuel Ferrer Muñoz

Doctor en Filosofía y Letras, Sección de Historia, por la Universidad de Navarra; Licenciado en Filosofía y Letras, especialidad de Historias, por la Universidad de Granada; Integrante de la Red de Investigadores en Migraciones Colombianas, Grupo de Investigación en Movilidad Humana, Universidad Tecnológica de Pereira.

https://ferrermanuel.wordpress.com/libros/#jp-carousel-222

DIA: Jueves, 13 de febrero de 2014

HORA: 3:00 p.m.

LUGAR: Edificio 385 Salón 2002


PAOLA A. BERNAL P.
Unidad de Apoyo a la Investigación y Postgrados
Departamento de Historia
Facultad de Humanidades
Universidad del Valle
Calle 13 No. 100-00 Edf. 385 Of. 2001
Telf. 3302565 Fax 3302565
http://historia.univalle.edu.co


1 comentario

Quito, ciudad sin ley

atasco 2

Cuando faltan ya escasas jornadas para la celebración de las elecciones municipales, los candidatos a la Alcaldía de Quito proponen diversas medidas para mejorar la vialidad de la ciudad: túneles, vías elevadas, intercambiadores…

Lo cierto es que el tráfico en Quito presenta tantos inconvenientes que cualquier recorrido que se haga por su espacio urbano (¿la selva urbana?), utilizando cualquier medio de transporte, entraña un riesgo que, en algunos casos, roza lo temerario.

Por ejemplo: ¿quién ha pensado alguna vez en los minusválidos en sillas de ruedas o en los papás y mamás que, ingenuos ellos, sacan a pasear a sus hijos en carritos, sin considerar antes los huecos abismales de las aceras, el lamentable estado del firme de muchos tramos, los elevadísimos e inasequibles bordillos, los cruces imposibles de tantos semáforos?

Los semáforos no están concebidos para los peatones, que en raras ocasiones logran visionar el anuncio de que pueden avanzar o de que se prohíbe cruzar. Además, muchas veces los semáforos dan vía libre simultáneamente a peatones y a carros que acceden desde una vía lateral. Éstos nunca ceden el paso, como es su obligación, y amenazan la vida de los pobres peatones que se creían a salvo, protegidos por un mentiroso color verde (esperanza tal vez en un más allá que los carros, generosos, ponen al alcance de la mano). El espectáculo de caza al peatón en cada cruce gestionado por un semáforo roza lo sádico.

Pero, ¡cuidado si usted sale en bicicleta! En el caso de que utilice las vías por donde circulan los carros, escuchará los insultos de quienes consideran que usted no debería ir por ellas, mientras que otros conductores pondrán en peligro su vida sin la menor consideración, una, otra, repetidas veces, en tanto que los autobuses se encargarán de procurar su asfixia con los humos de sus escapes.

Si el pobre ciclista, amante de la propia vida, usa las aceras, padecerá el escarnio de los peatones que lo increparán y le darán lecciones gratis de civismo.

Tampoco está a salvo el ciclista en los carriles expresamente destinados para uso de las bicicletas,  casi siempre invadidos por grupos de personas a pie que cortan el paso o que se arrojan al paso del ciclista para provocar su caída, porque no miran hacia adelante, porque van atentos al celular y enajenados del resto de la humanidad, o simplemente porque desprecian al pobre ciudadano que, rarito él, va sobre dos ruedas.

En efecto, muchos peatones marchan con la vista baja, ignorantes de su alrededor, gesticulando en cómicas conversaciones mantenidas por celular que les hacen perder la medida del espacio y provocan frecuentes y molestos tropezones.

Los días de lluvia, el espectáculo es dantesco. Los carros utilizan los charcos para bañar a los peatones. Los taxistas ignoran las llamadas de los potenciales clientes. Los peatones tratan de sortear lagos y océanos que les obligan a peligrosos rodeos.

Hablemos de los taxistas. Algunos usan taxímetros -¡qué civilizados!-, pero muchos no los tienen instalados, sin que nadie se escandalice ni los sancione. Unos y otros aceptan a los pasajeros que les caen en gracia, sin que se conozca bien el criterio de selección. Si usted es feíllo o no simpatiza a los taxistas, está perdido: mejor será que ni siquiera lo intente, pues gastará tiempo y paciencia. Si busca el taxi, con la tonta pretensión de que le ayude con la carga del mercado, abandone toda esperanza. Y, si algún taxista se apiada de usted, no vaya a creer que le ayudará a subir los bultos al auto, ya sea usted anciano, señora de buen ver, cojo o lisiado, o cargue un bebé. El taxista no se inmutará: es su problema.

¿Y qué decir de los autobuses que parecen moverse a reacción, a juzgar por las nubes de espeso humo negro que despiden? ¿Es ese modélico transporte público un ejemplo que exportar y del que presumir en el extranjero?

Por favor, señores candidatos a la Alcaldía de Quito: caminen por la ciudad, atrévanse a realizar pequeños trayectos en bicicleta (las cuestas limitarán su audacia), súbanse a un carrito de inválido, empujen un carrito de bebé, y convendrán conmigo en que me he quedado corto en esta descripción de calamidades.  La cotidianidad urbana de Quito supera la ficción.

Las grandes reformas y la implantación de nuevas estructuras viales son necesarias. Pero no desatiendan las pequeñas cosas de cada día. Eduquen a los quiteños para que respeten su ciudad y aprendan a caminar por sus calles, enséñenles a ser considerados con los demás viandantes. Díganles que levanten la mirada y contemplen los hermosos cerros que nos rodean, las caras de las personas que se cruzan en su camino, el verde de nuestros parques. Recomiéndenles que usen los celulares con moderación. Y, sobre todo, salgan ustedes a pasear, caminen, no les importe que sus zapatos se llenen de polvo, aterricen en la realidad y dejen de hablar del sexo de los ángeles.

Les dejo en manos de los candidatos a la Alcaldía de Quito. Dios los ilumine:

http://www.ecuavisa.com/articulo/noticias/nacional/51724-propuestas-vialidad-alcaldia-quito


1 comentario

Óscar Vargas del Carpio, Paciencia

paciencia

Mi gran amiga Paula Pimentel –dominicana afincada en Tenerife, mujer enamorada de Héctor, su marido, y de sus dos islas, que son amores compatibles- me ha hecho llegar un mensaje lleno de nostalgia de su juventud luchadora y de los ideales por los que combatió en su país antes de levantar el vuelo hacia Canarias. Con él me remite este hermoso poema del boliviano Óscar Vargas del Carpio, que yo no conocía y que seguramente tampoco han leído muchos de ustedes.

Les recomiendo la lectura del entrañable texto de Paula y del poema de un hombre que nunca permitió que nadie enjaulara su alma.

Cedo la palabra a Paula.

Hola Manuel, ¿conoces este poema? Pues te cuento que para mí significa mucho, muchísimo. Mi adolescencia coincidió con los doce años de Joaquín Balaguer, un gobernante títere que, con la bendición y apoyo de los yankis y con el manejo de elecciones fraudulentas, ejerció el poder con mano dura en la República Dominicana. Surgieron entonces los llamados grupos de Poesía Coreada: coros que, en vez de cantar, recitaban poesías de contenido social o de protesta. Pues yo estuve en uno de ellos. Y la mejor poesía que coreábamos era ésta. Ahora, un antiguo compañero, y luego colega de trabajo durante dieciocho años en el Colegio Oratorio María Auxiliadora -justamente donde ensayaba el grupo- me pidió la poesía. Yo lo remití a Internet y la encontró. Hasta ahora nunca había sabido quién era el autor. También recitábamos poesías de Neruda. Todas estaban prohibidas en el país. Lo que hacían los partidos de izquierda, clandestinos entonces, era formar los grupos de poesía coreada en las parroquias católicas. Y así transmitían sus mensajes y sus protestas contra el régimen. Disfruta Paciencia como yo, antes y ahora. Salud.

Paciencia

Óscar Vargas del Carpio

Paciencia, paciencia, otra vez la palabra paciencia.

Paciencia, ¿hasta cuándo?

Es un repique con ecos de cobardía y de sombra, una insensata mentira de este mundo hipócrita.

Cuando niño, cuando andaba descalzo en los inviernos, rotoso y despeinado y en la escuela me hacían el vacío, por qué, yo preguntaba a mi madre, y paciencia se alzaba la respuesta para enjaularme el alma.

Cuando los niños ricos tenían noche buena, y Melchor y Gaspar y Baltasar rociaban de juguetes sus ventanas, por qué, yo preguntaba, se olvidaron de mí, es que Dios es solamente de los ricos o ¿soy un niño malo?

En las noches sin sombras de mi infancia encendí el ‘paciencia’ como un rezo de absurda mansedumbre. Y hoy paciencia, paciencia otra vez, otra vez el gargajo sobre el hondo negror de nuestra calma.

Paciencia ante el ejército de hambrientos, ante los niños tristes que caminan sin risa por la infancia, ante las prostitutas, pobres vírgenes pálidas, pitonisas de vacuo ante el altar del mundo.

Paciencia ante la infamia.

¡Paciencia ante la injusticia!

Paciencia… ¡pero no!

Paciencia tuvo Cristo y lo mataron,

y paciente es el pueblo… ¡y es esclavo!

Paciencia, ¡no! La impaciencia es la vida, impaciente es el tiempo que nos espera, impaciente es el grito que no aguarda para clavar su voz en el mañana. Paciencia, mientras la vida avanza y los rebeldes cantan, cuando el pecho revienta en cuajarón de sangre, cuando hay tanto que hacer sobre la tierra… Paciencia, ¡no!, moverse, levantarse, agitarse y luchar y cantar sin esperar.

Paciencia, ¡no!, paciencia tuvo Cristo y lo mataron, paciencia, no, mil veces no.

————–

Unos breves rasgos biográficos de Óscar Vargas del Carpio

Poeta boliviano nacido en la localidad potosina de Tupiza, en 1929.

Vargas del Carpio estudió Derecho en la Universidad Mayor de San Andrés, de La Paz. Dirigió la revista Actualidades Bolivianas y estuvo ligado a la publicación Amauta y al periódico El Diario.

Murió hace medio año en La Paz, el 15 de julio de 2013, a los 84 años de edad.


Deja un comentario

Descontento estudiantil y social en España

la laguna

Las imágenes que recoge el vídeo corresponden a una protesta de estudiantes de la Universidad de La Laguna, con ocasión de la vista del ministro de Educación, José Ignacio Wert, a la catedral, reabierta al culto el 25 de enero, después de unas obras de remodelación que se han prolongado doce años.

El obispo de la diócesis, Bernardo Álvarez, al felicitarse por la terminación de los trabajos, se refirió a las dificultades técnicas y económicas que se habían presentado y que “aún no están resueltas”, pues, de los 15,3 millones de euros que han costado las obras, todavía queda pendiente el aporte de 5,9 millones, de los que 3,2 millones corresponden al Ministerio

Los manifestantes pedían la dimisión del ministro y la derogación de la Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE).

Los españoles -los canarios en particular- están que trinan.

Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=gbxgX2ExaeM&feature=youtu.be

Más información: http://lqntc.wordpress.com/2014/01/28/lo-que-de-verdad-paso-frente-las-vallas-de-la-catedral/